APF convocó a Cerro Corá solo para engañar a la FIFA

La Asociación Paraguaya de Fútbol (APF) convocó A Cerro Corá el año pasado solo para maquillar la situación de absoluta indiferencia hacia los reclamos de la institución rubronegra. La FIFA había ordenado a la APF a atender los planteamientos de Cerro Corá por lo que, en una maniobra, Raúl Ibáñez (director de Planificación Estratégica) y Luis Kanonnikoff (Secretario General), convocaron al presidente de Cerro Corá, Carlos Pérez Garay, a quien prometieron el análisis y búsqueda de soluciones. Pero pasó el tiempo y quedó en evidencia que la convocatoria a reunión entre las partes solo fue para la foto que con seguridad fue enviada a FIFA, aduciendo el cumplimiento de la orden.

Pero lo que la entidad matriz del fútbol mundial no sabe que aquella reunión, celebrada el 24 de setiembre de 2020, solo fue una patraña, en engaño, vil maniobra para burlarse de su asociada en desgracia y de la propia FIFA, de parte del clan que maneja los destinos del fútbol paraguayo.

Próximo a iniciar el torneo de la C, el Club Cerro Corá no es parte de la agenda de la APF. En aquella maniobra de setiembre, Ibáñez y Kanonnikoff habían prometido atender y buscar soluciones, al reclamo de Cerro Corá de recuperar su predio que fuera rematado en base a un complot entre anteriores y actuales dirigentes de la APF.

«No podemos participar, porque para hacerlo hay que tener licencia y ésta solo se obtiene disponiendo de cancha. Pedimos la devolución de nuestro predio», afirmó Carlos Pérez Garay al respecto.

«Este caso, como la denuncia a Robert Harrison (presidente de la APF), por agresión a mi persona, un dirigente con 25 años de trayectoria, duermen en la APF, se burlan de todos», agregó Pérez Garay.

Se espera que la FIFA reaccione ante tantas mentiras y proceda a ordenar a la APF y sancionar a sus dirigentes por maniobras maquiavélicas que trascienden toda postura moral y ética acorde con los buenos principios que son parte de su existencia.

Foto: Carlos Sosa Jovellanos y Robert Harrison, vicepresidente y presidente de la APF respectivamente (D10).