Tras años de esplendor, Cerro Corá alberga puesto de asaditos: Se anuncian encadenamientos

Cerro Corá, ultrajado, traicionado, rematado y abandonado, con su sede convertida en local de venta de asaditos, no se rinde y sus principales dirigentes y socios, anuncian encadenamientos frente al local de la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF) ubicado en Ñu Guasú. Cerro Corá culpa a la dirigencia de la APF, las anteriores y la actual encabezada por Robert Harrison, de culpables de un complot maquiavélico que, en base a testaferros y acuerdos ilícitos, propiciaron el remate de las hermosas instalaciones del club de gran relevancia en el aspecto social, deportivo nacional e internacional en la década del 90.

Su presidente legal, Carlos Pérez Garay, encabeza los reclamos y movilizaciones que desde hace bastante tiempo se realizan con el objetivo de reivindicar a la institución en sus derechos conculcados. “Pero no nos atienden. Robert Harrison fue mi aliado y ahora me da la espalda, recurrió a mi cuando necesitaba y ahora se lava las manos y no por la pandemia”, señala al respecto Carlos Pérez Garay.

El número 1 de Cerro Corá, junto a Zuny Brítez, socia vitalicia de la institución, se encadenarán frente a la APF, continuando con las protestas: “Nos vamos a encadenar este jueves 22 y viernes 23 de octubre frente a las instalaciones de la APF en protesta, buscando justicia para el querido club cerro Corá. Lo haremos desde la mañana hasta la tarde”, señaló Zuny Brítez.

“No nos están dando una respuesta, los días pasan y la gente se cansa. A Cerro Corá le tienen que respetar, o de dónde creen que salió Anthony Silva, la figura del partido ante Venezuela”, agregó Brítez en referencia al último partido por eliminatorias.

“Paraguay Soccer, cuyo dueño es Horacio Cartes, le debe 360.000 dólares a Cerro Corá por el 50% del pase de Anthony Silva. Hicimos el reclamo que hasta hoy duerme en la APF, añadió.

Foto: Fachada actual del Club Cerro Corá.