Cerro Porteño: «Moquete» en el vestuario

Se confirmó que tras la derrota ante el Atlético Mineiro, la semana pasada, hubo un intercambio de golpes en el vestuario de Cerro Porteño. Es que Cerro «lograba» un empate hasta el minuto 92, en el que el conjunto brasileño marcó el gol, entrega en salida de «Pachi» Carrizo, con el que dejó al cuadro paraguayo obligado a empatar al menos mañana ante América de Cali para clasificar a octavos de final. Con el 0-0, (ante Mineiro) Cerro Porteño se clasificaba y no tendría que preocuparse por «otra noche oscura» en la golpeada Olla, escenario de tantos desencantos de la más sufrida y estoica hinchada del mundo: la de Cerro Porteño.

La directiva azulgrana solo había pagado sueldo a inicios de año, estando en mayo, y aún así, el equipo había ganado el clásico ante Olimpia y se ubicó en muy buena posición para acceder a la siguiente ronda de la Copa Libertadores. Por el impago, el plantel no concentró previo al juego ante el Mineiro.

El gol «sobre la hora» del cuadro de Belo Horizonte, enervó a la mitad más uno, incluido el plantel de jugadores y los dirigentes. El grupo se encerró en el vestuario hasta donde llegaron los «directivos» a increpar a los mismos. El líder de jugadores cerró la puerta cuando los «jefes» intentaron ingresar. Gritos acalorados, culpándole al líder de los atletas, llegaron a éste, que reaccionó y aplicó una «patada» que tenía como destino al «líder» dirigencial, pero que impactó en otro, que fue al suelo aparatosamente.

«Si te creés dirigente, al menos pagános nuestro sueldo», fue la frase con la que el líder de jugadores, increpó al otro supuesto «líder» que figura ( léase figuretti) pero como diría el bueno de Juan Ángel Romero, no «corta el bacalao».

Lo cierto y concreto es que Cerro Porteño, como hace 109 años, sigue deambulando en competencias internacionales, sin ninguna posibilidad de ganar algo, menos ahora. Con dirigentes perdedores y jugadores, que por ello, no sienten el respaldo, la hinchada más fiel del mundo debe resignarse. Y así les va…y les seguirá yendo mientras mantengan a inútiles dirigentes como los que están ahora.

Foto: Agencia IP (archivo).