Ciclón remonta ante Sol, es escolta y los Acosta se rebuscan por otra protesta absurda

Cuando el deporte deja de ser tal, cuando los sabandijas muestran sus recursos rebuscados, lejos de esa competencia sana que deja sonrisas y sinsabores, entonces se exponen a ser objetos de burlas, de risas, de redes sociales escrachantes. Esa es la dirigencia de Guaraní que con esa denuncia absurda por Jean el arquero de Cerro Porteño, solo exteriorizó su pequeñez dirigencial y su temor a que Cerro Porteño le supere en puntaje. Guaraní, dirigido hace antaños por dirigentes, los Acosta, que nunca pasaron la Avenida Eusebio Ayala para abordar un micro que le transporte por un derrotero victorioso, se merece algo mejor que personajes que se rebuscan por nimiedades antes que intentar catapaultar a su equipo a sitiales de relevancia, sin necesitar del impresentable vicepresidente de la República, Hugo Velázquez, que destina sus horas al aurinegro, antes que cumplir con su funciones para las que los nacionales les votaron, los ingenuos, porque nadie que piense mínimamente votaría a éste incapaz, acusado de traición a la patria.

Cerro Porteño le ganó 2-1 a sol de América en Villa Elisa, tras un primer tiempo en el que sobrellevó un 1-0 en contra. Alan Rodriguez, con un tiro libre brillante, y Patiño, con golpe de cabeza colocado, pusieron el 2-1 definitivo para Cerro Porteño que se ubica con 12 puntos, uno menos que Guaraní que el lunes se enfrenta a Libertad, en el cierre de la Fecha 6 del Clausura. Seguro que los Acosta y sus acólitos remunerados y por ello obedientes hasta el hartazgo, buscarán algo para protestar, redemostrando su pequeñez dirigencial, cerca del suelo, lejos de la Gloria que merece un club tan grande como Guaraní.

Foto: ABC Color