Con y sin VAR, el Cerro Porteño de Chiqui Arce da lástima

El martes último, frente a Fluminense, se culpó al VAR por la derrota merecida de Cerro Porteño. Hoy ante Luqueño (0-0, fecha 1 del Clausura), sin intervención del VAR, a quien culpar de éste bodrio azulgrana? Cerro Porteño deambuló en la cancha, sin ganas, sin ambición, sin sangre, sin rubor. Luqueño tuvo innumerables jugadas de gol y si no fuera por el golero Jean, el auriazuul habría llegado a una victoria amplia en números y en base a grandes merecimientos.

Cerro Portqño no juega a nada. Toca dos veces y pierde. Se entrega en defensa, le tiene miedo al arco rival, parece que quiere impresionar por sus ganas de no jugar. Para qué entran? Para echar al DT? Para gritar en la cancha que no cobran sus sueldos al día? Para decir que están cansados del técnico, su asistente Cristaldo de quien dicen nadie le puede ver en el plantel? Para gritar que éstos fracasados dirigentes tienen que irse pero ya a sus casas?

Cerro Porteño, en su ambiente, se habla de procesos con Chiqui Arce. Cuál proceso? El de ver a Olimpia y Libertad campeón? De que el rival franjeado traiga un técnico como Gorosito y en cuatro partidos salga campeón ante el «proceso»?

El martes tampoco se jugó a nada, pero hubo un pretexto. El VAR. Si. El Var de la CONMEBOL, le robó a Cerro, pero tampoco el azulgrana fue un dechado de virtudes. Hoy, ante Luqueño, Cerro repitió su sinfín de desaciertos, de pases errados, de equipo sin ganas, de un técnico que mantiene por ejemplo a «Pachi» Carrizo, el que hace tiempo grita y grita que no quiere jugar en Cerro. Fue, en varias ocasiones, principal artífice de goles en contra.

Qué debe hacer Cerro? Ver como están las cuentas, si los pagos o impagos desmotivan al plantel, si Chiqui pregona planteamientos fuera de contexto. Algo debería hacerse, porque la mayor afición depeortiva no se remerece este bleff, esta payasada que se repite en cada torneo.

Foto: La República