Corrupción estatal podría ser motivo de desacato social a medidas sanitarias

La actual fase 2 de la cuarentena inteligente podría no terminar el próximo 15 de junio, día en que estaba previsto el inicio de la fase 3. El comportamiento ciudadano, de no respetar ciertas reglas, podría tener su base en la corrupción estatal que fue descubierta en varias licitaciones y adjudicaciones en insumos de salud, que de gran manera han afectado las provisiones necesarias para el combate al coronavirus.

El Dr. Juan Carlos Portillo, viceministro de Salud, dijo a ABC Cardinal, que se evalúa la situación y existen varios rumbos que podría tomarse en cuanto a las disposiciones de la cuarentena. No se descarta iniciar la fase 3 el 15 de junio, como tampoco extender la fase 2. Igualmente no es descabellado volver a una cuarentena mucho más rígida.

El informe de hoy, en cuanto a los contagios por covid-19 emitido por el ministro de Salud Julio Mazzoleni, señala 8 casos sin nexo, que es la parte más preocupante pues se refiere a una circulación comunitaria, exenta de contactos directos o casos importados.

Por ello es que se avizora el regreso de controles más estrictos en las calles, anunció Portillo, sobre todo el desplazamiento de personas sin motivos urgentes.

La sociedad paraguaya se relajó bastante con el inicio de la fase 2 o cuarentena inteligente, pudiendo observarse concentraciones varias en actividades deportivas y eventos sociales. Una de las grandes impulsoras de ese desacato a las restricciones sanitarias, fue la gran corrupción denunciada e investigada, en la que cayeron organismos estatales en licitaciones y provisión de insumos, que son objeto de investigación judicial. «Nos obligan a encerrarnos, mientras ellos roban», es el resumen del sentimiento generalizado de la población respecto a las autoridades nacionales, al menos hacia un sector.

Foto: Autoridades de Salud (MSP y BS).