De tanto «tragar» el zapatero millonario «comió su paladar»

El «diputado nacional» Miguel Cuevas no tiene autorización judicial para trasladarse de la Agrupación Especializada, donde se encuentra preso, a un consultorio odontológico. El «reo parlamentario» y su defensa solicitaron autorización para poder tratarse de los dientes, pero la justicia le dijo no.

El juzgado a cargo del caso del «zapatero millonario» Miguel Cuevas, negó el pedido planteado para tratarse la dentadura «luego de que el legislador perdiera los implantes odontológicos mientras almorzaba» informa ABC Color.

Cuevas, miembro da la «Cámara de la  vergüenza» como se conoce a la Cámara de Diputados que presidió en el período anterior, está acusado de enriquecimiento ilícito, porque tras ser un modesto zapatero en Ybycuí, se convirtió en millonario apenas se incorporó a la política, primeramente siendo «Gobernador» de Paraguarí y luego como integrante de la cámara donde el corporativismo impide que los hechos de corrupción sean investigados.

Se deduce que, Cuevas, de tanto «tragar» no se dio cuenta que hacia lo mismo con sus implantes dentarios.

Foto: Última Hora.