Demolición de Cerro Corá: “Es un acuerdo maléfico entre la mafia APF y la justicia mafiosa”

Carlos Pérez Garay.

Ésta semana última pudimos ver la triste imagen de la demolición del Club Cerro Corá, emblemática institución del fútbol paraguayo, campeón del Torneo República en 1993 y con participaciones destacadas en otros torneos organizados por la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF). Carlos Pérez Garay es un dirigente de dilatada militancia en el club y cabeza de sus más destacadas épocas tanto en la parte edilicia como deportiva. El mismo se refirió al triste episodio de la demolición de las instalaciones del club, asegurando que la APF buscó por todos los medios el remate y aseguró ser el único financista durante su administración que fue por más de 20 años.

“Tantas injusticias cometieron conmigo y terminaron dividiendo la masa societaria, formando el grupo de los Pro Napout y los Pro Pérez Garay. La APF nos dividió y buscó por todos los medios el remate del club.  Esta gente que hoy está llorando por televisión es parte de los Pro Napout que hoy están supuestamente muy arrepentida”, aseguró.

“Quiero enfatizar que me pueden discutir muchas cosas, pero no me pueden discutir que fui el único financista del club durante más de 20 años. El único que financió las obras y las participaciones deportivas en todas las divisiones. Me pueden decir porqué salí campeón en el 93 de la Copa República, me pueden criticar por qué salí vice campeón en los torneos Clausura ‘97 y ’99. Me pueden criticar diciendo por qué formé tantos buenos jugadores entre otras cosas, pero lo que no voy a permitir es que digan es que otra persona solventó el club Cerro Corá durante mi administración. Soy el único financista”, añadió.

Pérez Garay agregó que “también me pueden criticar por qué contraté técnicos europeos, por qué me relacioné internacionalmente con clubes. Lo que no voy a permitir que pongan en duda mi honestidad, porque fui el único financista de la parte edilicia y deportiva. Estos Pro Napout son los mismos que vinieron frente a mi casa a escracharme. Unas 200 personas son las que hicieron el acto vandálico molestando a toda mi familia”.

“No puedo hacerme presente en las manifestaciones actuales porque estoy denunciado por el fiscal Ángel Ramírez que me amenazó por supuestamente haber violado el código sanitario, fui denunciado por la policía por hacer una protesta frente a la casa de Robert Harrison (presidente de la APF), porque su personal me había echado como bolsa de papa en el piso caliente, durante me manifestación pacífica en la APF. No sabía que el domicilio de Robert Harrison tenia inmunidad para ello. Encabecé manifestaciones frente a la APF y nunca me habían denunciado y menos imputado”, aseveró.

“Esto estaba premeditado y es un contubernio, un pacto malicioso entre la mafia de la APF y la mafia de la justicia ordinaria manejada por Fernández Lippman (secretario de Óscar González Daher) integrante de la directiva que me echó de Cerro Corá, junto a parte de los colorados de la zona. Parte de la dirigencia colorada también nos traicionó en el tema municipal del terreno de enfrente que nos quitó la municipalidad. El propio presidente de la seccional estuvo con ellos”.

Finalmente, el presidente legal de Cerro Corá, expresó: “No voy a permitir que digan que otro puso dinero en Cerro Corá. Yo soy el único financista. Hice las preferencias que lleva el nombre del Gral. Oviedo, la concentración que era un hotel 5 estrellas, hoy ocupado por la dirección tránsito. Construí las graderías denominadas Torneo República, un pozo artesiano y muchas obras más. Acepto todas las críticas con respecto a estos actos, lo que quiero reafirmar es que durante mi presidencia fui el único financista del club Cerro Corá”.