¡Diputado Ángel Paniagua, te pudrirás en el infierno bajo la maldición de las muertes que no respetaste!

El diputado Ángel Paniagua, en un intento desaforado de defender su miserable vida de chupamedias y genuflexo, elogió al indefendible Mario Abdo Benítez y remató su fatídica intervención en la plenaria diciendo que «solo tenemos 3.500 muertos en el país». Éste asalariado del pueblo, enriquecido en la sombra, le faltó el respeto a los compatriotas que partieron al más allá, porque este Gobierno de cuarta que tenemos, no les proveyó ni siquiera los medicamentos básicos para que pelearan por sus vidas.

«Mario Abdo Benítez está cumpliendo una buena gestión» remató, entrevistado por Radio ABC Cardinal, donde el periodista Ariel Marecos le trató de basura, chupamedias y seccionalero de cuarta entre otros adjetivos absolutamente merecidos. Ariel fue la voz de millones de compatriotas que quisieran tener la oportunidad de gritarle en la cara a éstos seres despreciables como Ángel Paniagua y la mayoría de sus colegas que son indolentes ante el sufrimiento del pueblo, de personas que mueren en los pasillos de los hospitales por falta de medicamentos mientras ellos abultan su cuentas bancarias manchadas de sangre, como lo hizo éste despreciable presidente de la Cámara de Senadores, Óscar Salomón, que otorgó millonarios aumentos de sueldos a sus acólitos, mientras el país va directo a la fosa

«Que Dios y la Patria me lo demanden», juran éstas escorias humanas al asumir sus cargos. El pueblo ya los demanda, aunque ellos siguen robando y riéndose del pueblo. Pero queda la demanda del primero, que con toda seguridad llegará en el momento oportuno.

Mientras, la maldición de los muertos que no fueron respetados por ésta lacra, seguro comenzará a aplicar su designio para que se pudra ahora y en el infierno.

Foto: Ángel Paniagua (twitter),