El fútbol llora a uno de sus máximos exponentes: Murió Diego Maradona

Diego Armando Maradona Franco (60 años) murió ésta tarde en Buenos Aires, a causa de un paro cardiorrespiratorio, según informa la prensa argentina. El ex futbolista se recuperaba en su casa de Benavídez, partido de Tigre, Buenos Aires, de una operación en la cabeza, realizada el 3 de noviembre último en la Clínica Olivos de la capital argentina de la que había sido dado de alta el último 11 de noviembre.

Ambulancias llegaron a su domicilio éste mediodía y no salieron de inmediato, por lo que se especulaba lo peor, pues en el búnker solo estaban contadas personas allegadas al ídolo argentino. Pasado el mediodía se confirmó el deceso de uno de los jugadores de fútbol más grandes de la historia, el más grande para muchos.

Diego Maradona había nacido en Lanús, el 30 de octubre de 1960. De cuna muy humilde, casa ubicada en la Villa Fiorito, en Lomas de Zamora, sur de Buenos Aires, se granjeó su grandeza en base a esa zurda maravillosa que lo llevó a debutar en Argentinos Juniors a los 16 años. Después fue deslumbrando en varios otros clubes como Boca Juniors, el Barcelona de España y el Nápoli de Italia donde es considerado un héroe y «venerado» por los aficionados de esa parte de Italia. Jugó por el Sevilla y el Newell’s Old Boys, pero su brillo estelar lo tuvo con su albiceleste querida, la casaca de Argentina a la que condujo al campeonato mundial de México 1986.

Tras su retiro del fútbol de manera oficial, se multiplicaron sus excesos en su vida personal que trascendió a la prensa y que en más de una oportunidad pusieron en riesgo su vida. Finalmente, apenas pasado el mediodía de éste miércoles, Diego Maradona falleció enlutando a todo el fútbol mundial al que enalteció con sus proezas y calidad, tal vez, inigualables.

Foto: La zurda de oro en acción: Diego Maradona con su amada albiceleste (Britannica).