Ensañamiento contra Cerro Corá es “por no comulgar filosofía de la APF”

La persecución hasta con ensañamiento contra el Club Cerro Corá que ahora “está en la calle”, es porque “el club tenía su propia filosofía contra la corrupción. Nunca ocupó espacio alguno porque no comulgaba con la filosofía de la Asociación Paraguaya de Fútbol”. Ésta es la prédica de Carlos Pérez Garay, presidente de Cerro Corá, en su prolongada lucha contra lo que considera un atropello a los derechos de la institución enclavada en Campo Grande y que son su presidencia alcanzó sus mejores momentos deportivos y logró el crecimiento institucional.

“Lo que pasa es que la Asociación Paraguaya de Fútbol es una mafia que cambia de rostro a través de las generaciones, pero la filosofía es la misma, es el método de siempre, la prueba es que los principales dirigentes están presos. Nosotros luchamos contra esa mafia enclavada en la APF donde sobreviven algunos de la vieja época”, añadió Pérez Garay en referencia a dirigentes que hace mucho tiempo están en funciones como Roberto Garcete, Carlos Sosa Jovellanos, Jorge González, Alejandro Domínguez, entre otros.

Preguntado cuándo comenzó y las razones por las que la APF inicia esta discriminación, contestó: “Esto comenzó fuertemente cuando le hicimos hacer un puntapié inicial a Osvaldo Domínguez Dibb en la inauguración de un torneo Clausura en cancha de Cerro Corá, lo que no agradó a la APF. Continuó con el robo del pase de Javier González del que la APF es responsable directa de la liberación. Tuvimos que recurrir a la justicia ordinaria y fui suspendido 5 años por ese motivo”, apuntó.

Dijo que Cerro Corá “perdió su cancha, su licencia, todo lo que tenía deportiva y estructuralmente, prácticamente perdió todo”.

Requerido si se siente traicionado y por quienes, Pérez Garay contestó: “Por muchos dirigentes a quienes Cerro Corá sirvió porque usábamos el club para servir al semejante, entre ellos los principales traidores son Juan Ángel Napout, Ramón González Daher, José Medina, y José Ismael Candia, aliados a allegados a Cerro Corá que no eran ni socios como Raúl Fernández Lippmann”, éste vinculado al caso de los audios filtrados del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados con Óscar González Daher. “·Esta fuertemente implicado en el remate del club”, puntualizó.

“Espero justicia, espero devolución de cancha y licencia porque la APF al congelar los fondos genuinos del club y congelar reclamos pendientes hasta hoy día por sumas millonarias favorecieron el remate y situación actual del club. Cerro Corá tiene la fuerza de su presidente y su comisión directiva, de sus socios vitalicios y ex jugadores que llaman y se manifiestan, se ponen a disposición para acompañar cualquier iniciativa”, aseveró.

Foto: Cerro Corá en su momento de esplendor, con un gran plantel conformado por Julio César Romero y Raúl Amarilla, entre otros grandes futbolistas.