Estados Unidos prohíbe entrada a personas procedentes de Brasil

Mientras Brasil reitera su deseo de que Paraguay abra las fronteras en común, Estados Unidos le prohíbe la entrada a personas provenientes del país vecino. La política del presidente brasileño Jair Bolsonaro, en cuanto a la pandemia del coronavirus, es criticada dentro y fuera de su territorio y colocó a su país como el tercer país del mundo con mayor cantidad de infectados y nuevo foco del virus en América.

«Vamos a tomar todas las medidas necesarias para proteger al pueblo estadounidense», afirmó Robert O’Brien, asesor de seguridad de la Casa Blanca, sede del ejecutivo norteamericano especificando que su deseo es que la medida sea «temporal».

La medida, firmada por el presidente Donald Trump, afecta a todo ciudadano no estadounidense que haya estado en Brasil al menos 14 días antes de solicitar su ingreso al país.

“Hasta el 23 de mayo de 2020, Brasil tenía 310.087 casos confirmados de COVID-19, que es el tercer número más alto de casos confirmados en el mundo. La acción de hoy ayudará a asegurar que los extranjeros que han estado en Brasil no se conviertan en una fuente de infecciones adicionales en nuestro país. Estas nuevas restricciones no se aplican al flujo de comercio entre los Estados Unidos y Brasil”, alega Kayleigh McEnany, portavoz de la Casa Blanca, publica Infobae.

Bolsonaro se ha mostrado escéptico al coronavirus, catalogándolo de «gripecita» y lo ha refrendado este domingo al mezclarse con sus multitudarios adherentes en un acto en Brasilia, en las cercanías del Palacio de Planalto, sede del gobierno.

Paraguay, que tiene cientos de kilómetros de frontera con Brasil, ha reiterado, mediante sus presidente Mario Abdo Benítez, que lo último que serán autorizados serán las reaperturas de las fronteras y el regreso de los niños a las escuelas y colegios.

Foto: Trump y Bolsonaro (DW).