«Facturar» y no la ANR «está por encima de todo» debería haber afirmado Friedmann

En otra edición más del caradurismo político que muchos de nuestros representantes «lucen» sin vergüenza alguna, el ex Gobernadoir del Guairá, ex senador, ex ministro de Agricultura, ex cualquier cosa a la hora de mamar del Estado, Rodolfo Friedmann, dijo que «La ANR está por encima de todo». Fue al tratar de justificar el abrazo con Horacio Cartes producido éste lunes en la residencia del líder de Honor Colorado.

Es que atrás quedaron los epítetos de narcotraficante, solo por citar uno, que el olvidadizo «senador» guaireño lanzó una y otra vez cuando era sacado de la Gobernación del Guairá, cuando Cartes ejercía la presidencia del país. Páginas de diarios y lapsos prolongados de noticieros, copaban cuando Fiedmann enlodaba a Cartes. Hoy de cara a las elecciones municipales, el abrazo cobra fuerza porque están en juego demasiados cargos y por ende muchos billetes que deben ir a parar a las arcas de los políticos corruptos y sus parentelas que copan las tetas del Estado.

Éste tipo de accionar, desprovistos de cualquier ética y vergüenza alguna, se da habitualmente en política, pero en esa política insana, detestable, ladrona que corrompe el Paraguay. A la hora de facturar todo vale, hay que ir a votar y legitimar las atrocidades que luego vendrán a inundar la cloaca gobernante.

Y mientras tanto llega el momento, los parlamentarios crean una ley que nos obligará a legitimar sus puerquezas públicas. Como lo dijo el gran Augusto Roa Bastos, «El infortunio se enamoró del Paraguay».

Foto: Friedmann y Cartes (facebook).