“Harrison me pidió ayuda y hoy me da la espalda”

El viernes último se realizó la caravana vehicular que como principal objetivo no alcanzado nuevamente, tuvo que el presidente de la Asociación Paraguaya de Fútbol, Robert Harrison, reciba al Lic. Carlos Pérez Garay, presidente de la institución de Campo Grande. “No entiendo su postura. Él me pidió ayuda y yo estuve a su lado cuando necesitó y ahora me da la espalda, no nos recibe”, reseñó Pérez Garay al ahondar sobre esta lucha que encabeza pidiendo la restitución del predio del club rematado y otras reivindicaciones.

“Harrison un día me pide, en setiembre 2010, que recurra una asamblea y pida la nulidad. (Andrés) Riquelme su abogado hizo la demanda y yo la presente en nombre el Club Cerro Corá. Me dijeron, con Geladio Zelada (ex vicepresidente APF) presente, que no me iba a costar nada, terminó costándome los honorarios de los abogados y una suspensión de 5 años de toda actividad relacionada con el fútbol. Ahora yo le busco y no le encuentro, le da la espalda al Club Cerro Corá, no entiendo la actitud”, agregó.

“Lo que pasa es que él (Robert Harrison) pasó al Equipo País donde estaba Juan Ángel Napout, (Horacio) Cartes y Alejandro Domínguez (presidente de la Conmebol). Jugábamos en el mismo equipo y me pide hacer en nombre de Cerro Corá la nulidad de una asamblea de la APF con escrito que hizo su abogado el periodista Andrés Riquelme. Conspirábamos juntos contra la administración de Napout denunciando las irregularidades. La diferencia es que nosotros somos de una misma línea, no cambiamos de equipo, no nos desdecimos, no decimos ayer una cosa y hoy otra”, añadió el dirigente de Cerro Corá.

“Firmó una nota pidiendo la reconsideración de mi suspensión, firmó una nota y el comprometió a otros presidentes como José Benítez (3 de Febrero), Pettengill (12 de Octubre), de Atlántida Juan Carlos Sosa y algunos otros. También, según me dijo Carlos Araújo, quien trabajaba con é en el  Departamento de Selecciones, prometió que cuando llegaba a la presidencia de la APF todos los problemas de Cerro Corá, iban a ser solucionados y hoy nos da la espalda, afirmó Pérez Garay quien asegura que la lucha continúa y que cuenta con cada vez más adherentes.