«Me tiraron como una bolsa de papas y ahí la justicia selectiva no actuó»

«Fue una manifestación pacífica, pero me agarraron y me tiraron al suelo como una bolsa de papas. Solo estaba reclamando mis derechos ante la APF (Asociación Paraguaya de Fútbol) y me agredieron, pero ahí la justicia selectiva de éste país no intervino, no actuó con rapidez como en la denuncia contra mi, por otra manifestación pacífica». Palabras del presidente legal de Cerro Corá, Carlos Pérez Garay, quien desde hace años sostiene una lucha en busca de recuperar el predio rematado de la institución.

Pérez Garay solicitó infinidad de veces una audiencia con el presidente de la APF Robert Harrison para buscar el mecanismo que le permita recuperar el predio de Campo Grande, pero nunca fue recibido. Por ello realiza manifestaciones acompañado de socios y simpatizantes de la causa de Cerro Corá. En una de ellas fue tirado al piso de la explanada de la APF, por miembros de seguridad de la institución.

«Soy un dirigente con 25 años de trayectoria y reclamo respeto. Tengo 67 años y no merezco un trato así», reflexionó apenado el dirigente que llevó a Cerro Corá a los máximos logros en su historia.

Pérez Garay, tirado al suelo, con 45 grados de calor, por orden de la APF.

Otra reunión pacifica realizada frente al domicilio de Robert Harrison terminó cuando intervino la Policia Nacional, sin que se registraran incidentes. «Sin embargo, la justicia actuó con rapidez en este caso y el fiscal (Ángel Ramírez) a los gritos me anunció que voy a ser imputado», refirió el dirigente.

Por falta de pruebas, la declaración indagatoria no se realizó el 23 de diciembre último y se espera la fijación de una nueva fecha para el efecto.

PERSECUCION IMPLACABLE

Pérez Garay refiere que es víctima de una persecución implacable por anteriores y actuales dirigentes de la APF, por denunciar hechos de probable corrupción y reclamar sus derechos:

«En 2010 me suspenden por 5 años para toda actividad relacionada al fútbol, recurro ante la Justicia Electoral que me repone definitivamente como presidente del Club Cerro Corá»

-«En el 2012 hacen una asamblea trucha en Cerro Corá y apoyan a otras personas para dirigir el club, desacatando orden judicial vigente que me reconocía como presidente»

-«En el 2014 me difaman acusándome de intento de asesinato contra Napout y Wigberto Duarte. Recurrí a una demanda de difamación y calumnia contra Wigberto Duarte quien fue quien hizo la denuncia. Termina esto cuando Duarte se retracta de su denuncia»

-«En 2015 rematan arbitrariamente y con complicidad activa de la APF el Club Cerro Corá».

-«Recientemente me agreden en mi integridad física y mental quitándome como una bolsa de papa del predio de la APF».

-«A raíz de ello fue la manifestación frente a la casa de Harrison que tiene como resultado una citación para declaración indagatoria para el próximo 11 de diciembre».

Pérez Garay apunta asimismo que «en 2012 me quitan de Cerro Corá. La APF no me reconoce como presidente con el único objetivo de rematar el club que se materializó en 2015».

Persecución implacable a Pérez Garay.