Billetaje: Otra bofetada del transporte de pasajeros a usuarios del «servicio»

La ciudadanía es objeto de otra burla, de otra bofetada de los transportistas, con el implemento ineficaz del billetaje electrónico. A los muchos males que posee éste pésimo servicio ahora se suma la falta de tarjetas en cuya adquisición la ciudadanía otra vez sufre el maltrato y burla de los eternos acomodados y protegidos de los gobiernos nacionales, no solo del actual presidido por Mario Abdo, sino igualmente por sus predecesores.

La ciudadanía no solo debe pagar por una tarjeta sin que el costo se acredite en pasajes como debería ser, sino que no encuentra disponibles y si ocasionalmente lo hace, en la generalidad de los casos «no funciona» cuando se presenta el momento de su utilización. A esto se suma que el monto comprado tampoco se acredita en su totalidad, en varios casos denunciados.

La tarjeta debería ser gratis, porque el ciudadano no tiene porqué pagar un moto por la misma, ya que se suma al precio del pasaje. En el peor de los casos, el precio de la misma tendría que acreditarse en la misma y que el usuario pueda utilizarlo como pago del servicio. Además se debería garantizar su circulación masiva, eficaz para el usuario que encima de ser explotado económicamente debe clamar por su adquisición.

El transporte público de pasajeros sigue esquilmando a la gente, sigue prestando un servicio pésimo, con buses chatarras, peligrosos, sucios. La burla a la ciudadanía no para, sino que aumenta con éste servicio de billetaje que pasa a engordar aun más los bolsillos malhabidos de gente inescrupulosa, todo ante la complacencia del gobierno que debería proteger a sus ciudadanos. Éstos, a su vez, no tienen alternativa, deben rebuscarse para ser explotados y la no reacción en masa, propicia el robo a cara descubierta de los corruptos y sus protectores de turno.

Foto: Última Hora.