¡Que los cumplas feliz! Cerro Porteño, el gigante dormido que aguarda por la Gloria

Cerro Porteño está de cumpleaños y el pueblo, la mitad + 1 del país está de fiesta. Son 109 años de ésta institución que cimienta su grandeza en esa cantidad enorme de seguidores que habitan éste país y muchos en el mundo entero. La pasión enorme, el amor incondicional de sus millones de hinchas, contrastan con la decepción que les han brindado en su centenario andar, dirigentes que nunca se pusieron a la altura de la institución que dicen amar.

Cerro Porteño es un gigante dormido. Una mina de oro no explotada por tener la maldición de dirigentes incapaces como los actuales, los Zapag, que dicen querer ganar un torneo internacional y venden hasta «los niños de pecho».

El hincha azulgrana tiene el grito atragantado por un campeonato internacional. Brillantes jugadores, exquisitos, incomparables como el gran Saturnino Arrúa, solo para nombrar a uno, han pasado por filas del Ciclón sin poder llegar a la ansiada obtención de la Copa Libertadores, porque nunca tuvieron el timón que los conduzca al anhelado sueño de la mitad más miles, según la nueva versión del pueblo azulgrana.

Es un día de fiesta, de celebración, en recordación de aquella fundación del club en la casa de la Sra. Susana Núñez. También, ya es hora, de que en vistas a las próximas elecciones, Cerro Porteño, su socio se sacuda y elija a los mejores, aunque mucha esperanza no surge en el horizonte- Muchas elecciones ya se han hecho y nada. Cerro Poreteño sigue esperando por la Gloria.

Salud querido Ciclón, tus verdaderos hinchas están felices y no pierden la esperanza!

Foto: San Lorenzo Py