Robert Harrison y su esbirro Horacio Elizondo, responsables del peor arbitraje de Sudamérica

El presidente de la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF) Robert Harrison y su esbirro, el argentino Horacio Elizondo, son los grandes responsables del arbitraje paraguayo, el peor de Sudamérica, que toca fondo, mientras ellos y sus acólitos beneficiados «hacen la vista gorda».

Faltas similares, en una y otra área, o fuera de ella, éstos mal llamados «árbitros» hacen gala de su inutilidad, para no llamarlos de otra forma,. para sancionar faltas depende qué «verde» esté enfrente.

El VAR no ayuda, porque los que están frente a los monitores, son los mismos que estuvieron ayer o van a estar mañana, en la cancha «y fuera de ella» para hacer lo que quieren. Tienen el poder para robar, igual que nuestros diputados y senadores, y ni que decir de «nuestro presidente» de la república: Fueron investidos y a la hora de hacer su trabajo, nada, pues «mientras mi chacrita se nutre que se pudra el mundo».

El presidente de Cerro Porteño, fiel a su estirpe, solo se calla y deja que le … mientras el club al que representa es estafado. La APF. al igual que la CONMEBOL, donde los arbitrajes son digitados en las oficinas, sigue siendo el campo fértil para «ejercer» la corrupción a diestra y siniestra.

La corrupción manda en este país abandonado y junto al Ministerio de Salud, la Asociación Paraguaya de Fútbol, es el campo más propicio y más utilizado para robar sin ruborizarse.

Foto: Elizondo y Harrison (Tigo Sports).