Se acerca primer año de gestión con fuerte desgaste y presiones

A medida que se aproxima el primer aniversario de gestión del presidente Mario Abdo Benítez, aumenta la presión política desde el propio entorno del mandatario sobre la gestión de algunos ministros y la puja por acceder a mayor espacio de poder.

El propio gobernante emplazó semanas atrás a sus ministros para mejorar la gestión y dar resultados luego de darse a conocer la baja ejecución presupuestaria de algunos ministerios y secretarías.

“Al culminar el primer año vamos a hacer una evaluación. Por más que yo les quiera mucho a ellos, si no funciona su gestión no puedo mantener por una cuestión de sentimiento a personas que no están cumpliendo”, había expresado el jefe de Estado.

En el equipo político hay una tensa calma pero a medida que avanzan los días van aflorando diferencias internas que van tomando estado público. El primer roce abierto había saltado apenas meses después de la asunción entre un sector del Senado contra el ministro de Educación, Eduardo Petta. Esa vez, el presidente se jugó por su ministro y lo mantiene en el cargo.

Fugas. Hace dos semanas, el gobernador del Alto Paraná, Roberto González Vaesken, tomó la decisión de alejarse de Añetete debido a diferencias en el equipo departamental. Trascendió que está molesto con el titular de Itaipú, José Alberto Alderete, porque exige espacios en la hidroeléctrica, pero no lo consigue por lo que dio un paso al costado.

Otra tensión se generó semanas atrás cuando dirigentes de bases del Partido Colorado pidieron la cabeza del ministro de Urbanismo, Vivienda y Hábitat, Dany Durand.

Este reaccionó y 24 horas después hizo una demostración de fuerza con organizaciones de sin techos con quienes se reunió y recibió respaldo. Tras la crítica a su gestión, Durand aseguró que a partir del segundo semestre lanzará nuevas licitaciones para la construcción de viviendas. Primero debe completar 2.800 obras que corresponden a viviendas paralizadas y judicializadas de la administración anterior.

También existen fuertes cuestionamientos a la administración de la ministra de Trabajo, Carla Bacigalupo, quien tuvo enfrentamiento con el titular de Sinafocal, Alfredo Mongelós, integrante del entorno del vicepresidente Hugo Velázquez, tras denuncias de supuesta malversación de fondos que debían ser destinados a cursos y capacitaciones de jóvenes.

Además está en la mira el ministro de Obras Públicas y Comunicaciones, Arnoldo Wiens, quien tomó la decisión de separar a su director de asuntos jurídicos Miguel Marín Bestard, por supuestas adjudicaciones irregulares. Otro que fue removido del Comité de Evaluación es Édgar Ibáñez, quien cumplía funciones de jefe de Gabinete. Ahora está en campaña para las elecciones del Comité Central de la Juventud Colorada.

A la lista se suma el ministro de Justicia, Julio Javier Ríos, quien soporta una fuerte crisis debido a la situación alarmante de las penitenciarías. El fin de semana pasado estalló la situación y desnudó la falta de capacidad para manejar una crisis. Un grupo de reclusos identificados con el Primer Comando Capital (PCC) mostró su capacidad de manejo de las cárceles del país. Dejó como resultado una decena de personas privadas de libertad decapitadas en la regional de San Pedro y amotinamiento en Tacumbú.